Datos Interesantes

El cuerpo del hipopótamo es muy adecuado para la vida acuática. Sus ojos, oídos y fosas nasales están situados en la parte superior de su cabeza, por lo que son capaces de ver, oír y respirar cuando están casi completamente sumergidos. Una membrana transparente cubre y protege los ojos, lo que les permite ver bajo el agua. Sus fosas nasales se cierran para mantener fuera el agua y pueden contener la respiración durante varios minutos. A pesar de que se alimentan fuera, los hipopótamos hacen muchas otras actividades en el agua, incluyendo el apareamiento y el parto de sus crías.